Sólo algunas películas muestran al final de su contenido, su detrás de las escenas y hay otros que ni siquiera mostrarlos. En la vida real, casi todo es