12 Mujeres que perdieron su dignidad a causa del viento.

Hay momentos en que la casualidad y la sensualidad se unen para dar un hermoso espectáculo a los ojos de un afortunado espectador. Sí, estamos hablando de esos benditos accidentes que sólo necesitan una falda o blusa floja y un buen aire coqueto para levantar ese trozo de tela delgado y débil, para deleite del mundo.

Todos los hombres deben adorar el viento que mueve las velas de nuestras naves y nos ha permitido conocer otros continentes, pero también debemos agradecer que incluso en detalles mucho más simples como una falda elevada con amor, suavidad y ternura, el aire es un elemento maravilloso que refresca nuestro cuerpo, la mente y la vida.

1. Siempre el viento perfecto y un fotógrafo con suerte.

2. Cuando hace mucho calor, nada como tener una espalda fresca.

3. El viento es un loquillo invisible.

4. Incluso las clases altas están a merced del viento.

5. Y también celebridades

6. Las mamás no se salvan…

7. Pero, ¿Qué hay de las recién casadas?

8. El viento, siempre presente en los mejores eventos.

9. Una pequeña broma de la naturaleza.

10. Dos buenas razones para seguir confiando en el viento.

11. Si quieres disfrutar de un espectáculo como este, sal a la calle y mira la magia.

12. Y siempre estar alerta porque milagros como ese, solo duran un par de segundos.

¿Y has tenido la suerte de presenciar un milagro como éste?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.